fbpx
mayo 24, 2024

Los altibajos del sector de la construcción en República Dominicana

Las tasas de interés, la inflación y los efectos de la guerra en Ucrania van a causar problemas en el sector de la construcción de República Dominicana, a pesar de que este se recuperó con fuerza tras la pandemia.

BNamericas conversó con Eliseo Cristopher, presidente de la confederación de micro-, pequeñas y medianas empresas constructoras de República Dominicana, Copymecon, sobre los altibajos, la escasez de mano de obra y los esfuerzos contra la corrupción.

BNamericas: ¿Cuál considera que es el estado actual del sector construcción en República Dominicana? 

Cristopher: La construcción ha sido desde hace varias décadas uno de los principales pilares de crecimiento del país. Vimos por ejemplo el nivel de resiliencia que presentó el sector después de la pandemia. Recuperamos la cantidad de empleos que habíamos perdido e incluso registramos crecimiento.

Para el año 2022, fue el segundo sector que más creció siendo superados solamente por el turismo, lo cual ayudó a la economía local. Creemos que el segmento de la construcción tiene 11,2% de participación en el PIB. 

BNamericas: ¿A qué se debe esta recuperación tan marcada? 

Cristopher: Es un fenómeno muy específico. Hubo una gran liberación de fondos provenientes del Banco Central y hubo movilidad en el sector. Históricamente, este es uno de los sectores que rescatan a la economía, y los recursos que se liberan para reactivarla abren el apetito para construir. Mientras más barato está el dinero más se dinamiza la economía. 

BNamericas: ¿Cuáles considera que son los subsectores o proyectos más importantes?

Cristopher: Nosotros como confederación de micro, pequeñas y medianas empresas tenemos el tema de gobierno, nuestro principal socio. 

Es la institución que más construye, por lo que nosotros como constructores buscamos la forma de incluirnos en los programas de licitación, de una forma a veces no tan exitosa. Como confederación estamos tratando de que un porcentaje determinado de obras públicas sea hecho por micro-, pequeñas y medianas empresas.

BNamericas: ¿Considera que las alianzas público-privadas [APP] se han utilizado lo suficiente? 

Cristopher: La ley de APP es nueva en el país. Se gestó en 2019 aproximadamente, y nosotros fuimos precursores de esa ley, pero al final la ley como tal no vemos que tenga espacios específicos para las pequeñas y medianas empresas, por lo que no quedamos tan contentos. 

BNamericas: ¿Qué haría falta para incentivar la participación de estas empresas en el sector construcción? 

Cristopher: Ya tenemos un marco legal que es ampliamente favorable, participamos en licitaciones, pero haría falta que se haga un poco más de esfuerzo para una mayor integración. El sistema financiero debería ser un poco más abierto, ya que en el sector construcción somos más especializados y requerimos más apoyo. Integrar a las empresas a través de fideicomisos es una opción. 

BNamericas: ¿Qué es lo que les preocupa para 2023?

Cristopher: Estamos viendo con la inflación a nivel global y la guerra en Ucrania. En República Dominicana teníamos una proyección de crecimiento de 5,5%, pero el FMI y el Banco Mundial la han ido reduciendo hasta llegar a 4,7%. 

A pesar de todo la República Dominicana se va a mantener como uno de los líderes principales de la región. Para el sector construcción el año no va a ser diferente al de los demás actores del país, aunque sí tendremos un desarrollo mucho más limitado, porque entendemos que el precio del dinero ha subido y están llegando políticas restrictivas. Es decir, están aumentando los intereses y con ello la construcción se reduce. 

Vamos a tener un poco más de impacto negativo que sectores como turismo, y proponemos que la liberación de recursos para el sector construcción sea mucho mayor, que vaya directamente a las micro-, pequeñas, y medianas empresas de la construcción.  

BNamericas: ¿Es la inmigración, incluida la procedente de Haití, una solución a la escasez de mano de obra en el sector? 

Cristopher: La construcción es uno de los sectores más amigables a la migración, y gracias a esa mano de obra haitiana tenemos un buen desarrollo. Pero esos extranjeros han ido desplazando la mano de obra dominicana. Los gobiernos y las instituciones privadas y sociales tienen que dar espacio a la dominicanización de la mano de obra del sector de la construcción. 

No tenemos nada en contra de los trabajadores [haitianos] que están llegando. Hay algunos que los rechazan, pero nosotros estamos abiertos a este grupo de personas honestas. 

BNamericas: ¿Hay algún porcentaje que muestre este desplazamiento?

Cristopher: Hay obras de construcción que están ocupadas 100% por mano de obra extranjera. La ley del país exige que sea 20% de mano de obra extranjera y 80% de dominicana, pero ese código está a la inversa.  

BNamericas: ¿Sucede lo mismo a nivel de empresas? 

Cristopher: Realmente existen muy buenas empresas dominicanas trabajando, pero sí decimos que debemos intentar que una parte de las obras locales sean construidas por las empresas locales, sin importar quién sea o que vengan de otras provincias. 

BNamericas: ¿Cuál sería el nicho más atractivo para las empresas foráneas?

Cristopher: En el sector construcción entendemos que en el tema de vivienda de bajo costo es tal vez uno de los principales nichos de inversión en República Dominicana. Estamos hablando de que hace falta más de dos millones de viviendas y este déficit habitacional va aumentando todos los años. 

Sin lugar a duda hay ahí mucho espacio de participación. Recordemos que las grandes empresas tienen un apetito mucho más voraz que las pequeñas, por lo que el mejor nicho para invertir es en la construcción de vivienda a través [de la contratación] de las pequeñas y medianas empresas.  

BNamericas: El país ha conocido casos de erradicación de la corrupción gubernamental. ¿Se ha notado esto en el sector construcción?  

Cristopher: Entendemos que se deben seguir haciendo aportes para que el marco legal quite discrecionalidad a los políticos, o al menos tenerla más limitada. 

Con esa discrecionalidad que existe en el marco legal vamos a tener en el futuro situaciones mucho más complicadas. El día de hoy estamos viendo que en el gobierno le están prestando mucha atención a este tema, pero hacemos un llamado a que se le preste todavía más atención.

About Author